sábado, 29 de octubre de 2011

CESTITAS PAZ Y GLORIA

En estos tiempos de crisis que nos toca vivir, no nos podemos permitir el lujo de tirar los restos de comida. Aquì tenèis una receta muy sencilla para aprovechar esos restos de comida que dejamos en el frigo: una lata de atùn empezada, restos de fiambre, algun trozo de jamòn o queso, una lata de patè abierta, algún filete que ha sobrado en la comida... Con estos recortes vamos a rellenar unas cestitas hechas con las famosas obleas para empanadilla de "La cocinera", y nos va a quedar una receta ideal.



Aquì tenèis los pasos a seguir...

Tendremos que disponer de un molde como éste. (Lo comprè en Alcampo, pero se puede encontrar en cualquier tienda donde vendan utensilios de cocina o en grandes almacenes. Personalmente no os recomiendo que los moldes de este tipo los comprèis de los chinos, porque aparte de ser malos, y a la larga salir caros, no me fío mucho del material. Éstos concretamente son de silicona y aguantan altas temperaturas de horneado, y no creo que los de los chinos aguanten altas temperaturas y a saber lo que puedan desprender a los alimentos con el calor...yo con la comida no me la juego...me gusta la calidad tanto en utensilios como en alimentos).
Vamos a pintar los  huecos con mantequilla con ayuda de una brocha (sólo un ligero toque de mantequilla).


Ponemos en cada hueco una oblea...




Y la rellenamos al gusto, siempre poniendo encima algo de queso (en lonchas, rallado...) para que se gratine. (Yo las rellenè de atùn con tomate, patè, jamòn York, salchichas...).



Metemos al horno a 180 ºC durante 20 - 25 minutos, o hasta se vean que doraditas.



Las pasamos al plato (se desmoldan muy fàcilmente y salen enteritas) y... ¡a comer!




Quiero que sepàis que me hace muy feliz cuando alguien me dice que ha hecho una de mis recetas, y que ha disfrutado haciéndola y degustándola... Yo soy feliz con estas pequeñas cosas. Yo siempre digo que la felicidad plena no existe, pero lo que sì sé que existe son los pequeños momentos de felicidad, asì que disfrutemos de ellos.
Desde aquì os animo a poner comentarios, pedirme alguna receta o hacerme alguna sugerencia. Bien por comentarios en el mismo blog o a travès de mi correo electrònico, que lo podèis encontrar en la parte de la cabecera de la pàgina, en el apartado "contacto".
GRACIAS A TODOS. ¡¡¡BESOS!!!



9 comentarios:

  1. Que buena idea Paz!!! Fijo que la pongo en práctica
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, ya me cuentas si te han gustado cuando las hagas. Muchos besitos!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Paz, mira por donde hoy entrando en tablón te he descubierto y aquí me tienes echando un ojo. Está GENIAL. Prometo ponerte un comentario cuando prepare las cestitas.Ah! que sepas que me ha irradiado tu felicidad. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Noah, me alegra mucho leer tu comentario, y sobre todo lo que me alegra es haberte irradiado esa felicidad...eso es lo màs importante...ya ves...con estas cositas la vida se hace màs llevadera. Espero que hagas pronto la receta y me cuentes que tal te han salido y si te han gustado, de esto ùltimo estoy completamente segura. Besitos!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Paz!!

    Soy nueva por tu blog :)

    Me encanta la idea para esta receta!!!!!

    Una preguntita... ¿Que tamaño tienen los huecos?? ¿Son como para hacer hielo o algo más grande??

    Gracias, besos y por aquí me quedo :)

    ResponderEliminar
  6. Gracias Noelia!!! Pues el hueco es mas grande que un cubilete de hielo, puedes hacerte la idea como es viendo las obleas de empanadilla. Un besito y te doy las gracias por leerme!!!

    ResponderEliminar
  7. Mari son un éxito. Desde que las descubrí se las pongo a todos mis invitados y les encantan.

    ResponderEliminar
  8. Me alegro mucho Vicse, son muy exitosas, y ademas salen muy baratitas, porque siempre se aprovechan los recortes o sobras que rondan por el frigo. Un beso!!! Y mil gracias!!!

    ResponderEliminar

Si quieres añadir un comentario, sugerencia, opinión o pregunta siempre serás bienvenido. En breve te contestaré. Me encantará leerlos. ¡Gracias!