domingo, 2 de marzo de 2014

Picadillo de tomate con atún en salazón

Una receta creada por mi, que se caracteriza por una gran sencillez y un potente sabor, como es el del atún en salazón. Con el curso de la Escuela Masterchef, estoy aprendiendo mogollón de técnicas, que poco a poco estoy poniendo en práctica. Entre ellas, la salazón. Te explican los principios básicos y en tus manos está el innovar o darle tu toque personal a los platos o recetas, usando esas técnicas.
Esta es una muestra de ello. Una ensalada exquisita, fina y sencilla. Sin desperdicio. 
¡No te la pierdas!




INGREDIENTES: (4 personas):
- 3-4 tomates maduros y hermosos
- Un taco de atún (un filete o rodaja gorda)
- Sal fina
- Aceite de oliva virgen extra
- Orégano

PREPARACIÓN:
- Para hacer el atún en salazón, éste es el procedimiento: Secamos el taco de atún con un papel de cocina absorbente, de modo que toda la humedad se quede en el papel. A continuación, ponemos el atún en una bandejita pequeña de vidrio o aluminio y lo cubrimos de sal, hasta que no se vea el atún.. Cubrimos el recipiente con papel de aluminio y lo metemos en el frigorífico tal cual durante 4 días. Al cabo de ese tiempo, sacamos el atún, le quitamos toda la sal y lo volvemos a limpiar con papel de cocina. Lo ponemos en un plato, al descubierto, sin tapar y lo dejamos un día entero de esta forma, para que se seque. Lo ideal es colgarlo en el frigorifico, si tenéis manera de hacerlo, pero yo opté por dejarlo secar en el plato. Pasado este día, ya estaba preparado para consumirlo. El resultado es un atún compacto, exquisito, evidentemente muy salado, pero es la caracteristica principal, ya que estamos hablando de un salazón. Realmente rico. Para conservarlo varios días lo envolví en papel film y se conservó muy bien en el frigorífico.
- Para hacer la ensalada: ponemos a hervir agua en una olla honda. Una vez el agua esté hirviendo, echamos los tomates a los que les habremos hecho un corte en cruz en la base. Esto se llama "escaldar" los tomates para luego pelarlos fácilmente. Ojo, los tomates los tenemos apenas 30 segundos en el agua, después, los pasamos por agua fría y los pelamos. Ya veréis que se pelan muy fácilmente y se aprovecha de esta forma toda la carne del tomate. Además es más agradable comerse el tomate sin piel.
- Picamos finamente el tomate, lo disponemos en el plato, junto con el atún en tiras. Lo regamos todo con aceite de oliva y ponemos un poco de orégano espolvoreado sobre el plato. Recordad no echarle sal pues lo salado ya lo aporta suficientemente el atún. 
Ya solo queda disfrutar de este festival de sabores.



3 comentarios:

  1. sencilla colorida y riquisima ensalada

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado muy bonita. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues una creación de lo maás apetecible, muy bueno seguro.

    besos

    ResponderEliminar

Si quieres añadir un comentario, sugerencia, opinión o pregunta siempre serás bienvenido. En breve te contestaré. Me encantará leerlos. ¡Gracias!