jueves, 5 de enero de 2012

ROSCÓN DE REYES

Son casi las dos de la madrugada de la noche de reyes. Posiblemente, los Reyes Magos, estén pasando por mi balcón cargados de regalos para mis sobrinos, y quizá alguno que otro para mí, porque he de confesar que he sido muy buena, o al menos lo he intentado.
Hoy estoy especialmente emocionada, porque uno de mis retos esta Navidad, era hacer el Roscón de Reyes. Pero el reto no consistía sólo en hacerlo, sino que además tenía que salir bien, de aspecto, presentación, sabor, textura... y... vamos... ¡¡¡que lo he conseguido!!! ¡¡¡Que me ha salido de 10!!! Igual o mejor que los que se compran... Gracias a mis manitas reposteras y gracias a mi hada madrina que desde Almería me ha echado un cable con sus consejos, Carmen...¡¡¡GRACIAS REINA!!!

Esta receta que tan feliz me ha hecho, no le debe faltar una dedicatoria: esta receta va dedicada a lo que hace mágico la fiesta del día de reyes, ni más ni menos que la INOCENCIA DE LOS NIÑOS, que es el tesoro más bonito que tienen, porque el niño cuando pierde esa inocencia ya deja de ser niño.

Tengo unos recuerdos tan lindos de la noche de Reyes... mis padres me decían: "Acuéstate temprano, que si vienen los reyes y te ven despierta no te dejarán nada". Entonces yo me acostaba muy temprano, me tapaba hasta arriba y cerraba fuertemente los ojos, porque pensaba que así me dormiría antes, pero no, esos nervios por la ilusión, no me dejaban apenas dormir, y cualquier ruido que oía en la calle, pensaba que eran los Reyes entrando por la ventana. A la mañana siguiente me despertaba la primera e iba a llamar a mis padres para que fueran conmigo al salón y descubrir lo que me habían dejado... y al pasar al salón y ver todo lo que me habían traído, era una sensación indescriptible, como de decir: "han estado aquí..."


INGREDIENTES:
Azúcar aromatizado:
- 120 grs de azúcar glas
- Cáscara de una naranja mediana
- Cáscara de un limón mediano
Masa madre:
- 70 grs de leche 
- 10 grs de levadura fresca (medio dadito)
- 1 cucharadita de azúcar
- 130 grs de harina de fuerza
Masa
- 60 grs de leche
- 70 grs de mantequilla
- 2 huevos
- 20 gr de levadura fresca (1 dadito) 
- 25 grs de agua de azahar 
- 450 grs de harina de fuerza
- 1 pellizco de sal
Decoración:
- Huevo batido
- Azúcar humedecido con unas gotas de agua
- Fruta confitada, guindas. 
- Crocanti de almendras
Relleno: (nata montada)
- 500 ml de nata líquida para montar
- 50 grs de azúcar
- 2 cucharadas de queso Philadelphia


PREPARACIÓN: 
Versión thermomix:
- Echar el azúcar en el vaso (tiene que estar muy seco) y programar 30 segundos en velocidad progresiva 5-7-9. Añadir las cáscaras de limón y naranja y programar 15 segundos a velocidad progresiva 5-7-9. Reservamos el azúcar aromatizado en un platito. 
- Hacemos la masa madre: ponemos todos los ingredientes de la masa madre en el vaso y programamos 15 segundos a velocidad 4. Retiramos del vaso y formamos una bola sobre la encimera. Introducimos en un bol y cubrimos con agua templada. Cuando la bola de masa flote y doble su volumen, estará lista (unos 20 minutos).
- Echamos en el vaso el azúcar aromatizado reservado, todos los ingredientes de la masa, y por último, la bola de masa madre. Programamos 30 segundos a velocidad 6. Amasar 3 minutos a velocidad espiga. 
- Dejar reposar dentro del vaso, sin el cubilete y cubriéndolo con un par de paños de cocina, para protegerlo del frío. Se deja 5 horas reposando (a las 5 horas, la masa habrá doblado el volumen, incluso saliéndose por el bocal del vaso). Volver a amasar dentro del vaso 1 minuto a velocidad espiga.
- Retirar la masa del vaso con las manos embadurnadas de aceite y ponerla sobre la bandeja de horno, con papel vegetal untado en aceite. 
- Darle forma de bola con las manos. Hacer un agujero en medio e ir separando con las manos sobre la bandeja de horno, dándole forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero. Dejamos reposar la masa media hora tal y como está. 
- Pintar con huevo batido, muy suavemente, sin pinchar el roscón, y adornar con azúcar humedecido con unas gotas de agua (medio vaso de azúcar y un chorrillo de agua, se mezcla con la cuchara y se hacen pegotillos de azúcar), crocanti de almendra y las frutas confitadas. 
- Precalentar el horno a 200°, calor arriba y abajo.
- Hornear los 10 primeros minutos a 200ºC, bajamos a 180ºC y horneamos unos 10-15 minutos más, dependiendo del horno, habrá que estar pendiente de cuando esté doradito. 
- Cuando esté hecho, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar. Cuando esté frío, lo abrimos con cuidado con un cuchillo grande de sierra y lo rellenamos con la nata montada (yo monto la nata, con el azúcar y el queso philadelphia, para que salga más armada, a velocidad 3 y medio con la mariposa, estando pendiente de cuando esté montada). A la vez que lo rellenamos, metemos los regalitos envueltos en papel film o aluminio.
¡¡¡Y ya estará listo para tomarlo!!!
Versión tradicional:
- Rallar las cáscaras de limón y naranja y mezclarlas con el azúcar glass. Reservarlas en un platito. 
- Hacemos la masa madre: ponemos todos los ingredientes de la masa madre en un bol o vaso de batidora y batimos hasta que se integren los ingredientes. Retiramos la masa y formamos una bola sobre la encimera. Introducimos en un bol y cubrimos con agua templada. Cuando la bola de masa flote y doble su volumen, estará lista (unos 20 minutos).
- En un bol muy grande vamos a echar el azúcar que tenemos reservado en el platito, todos los ingredientes de la masa, y por último, la bola de masa madre y batimos todo muy bien a velocidad fuerte y posteriormente amasamos con las manos hasta conseguir una masa homogénea. 
- Dejar reposar dentro del bol y tapado con dos paños de cocina, para protegerlo del frío. Se deja 5 horas reposando (a las 5 horas, la masa habrá doblado el volumen, incluso saliéndose del bol, por eso recomiendo que sea un bol grande, o una ensaladera de esas hermosas). Pasadas esas 5 horas volvemos a amasar con las manos un poquito, no mucho, para que no se pegue podemos embadurnarnos las manos con un poco de aceite. 
- Cogemos la masa y la ponemos sobre la bandeja de horno, forrada de papel vegetal. 
- Darle forma de bola con las manos. Hacer un agujero en medio e ir separando con las manos sobre la bandeja de horno, dándole forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero. Dejamos reposar la masa media hora tal y como está. 
- Pintar con huevo batido, muy suavemente, sin pinchar el roscón, y adornar con azúcar humedecido con unas gotas de agua (medio vaso de azúcar y un chorrillo de agua, se mezcla con la cuchara y se hacen pegotillos de azúcar), crocanti de almendra y las frutas confitadas. 
- Precalentar el horno a 200°, calor arriba y abajo.
- Hornear los 10 primeros minutos a 200ºC, bajamos a 180ºC y horneamos unos 10-15 minutos más, dependiendo del horno, habrá que estar pendiente de cuando esté doradito. 
- Cuando esté hecho, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar. Cuando esté frío, lo abrimos con cuidado con un cuchillo grande de sierra y lo rellenamos con la nata montada (yo monto la nata, con el azúcar y el queso philadelphia, para que salga más armada),  metemos los regalitos envueltos en papel film o aluminio.
¡¡¡Y ya estará listo para tomarlo!!!

¡¡¡FELIZ DÍA DE REYES!!!

ROSCÓN 2014:







ROSCÓN 2016:















2 comentarios:

  1. Estupendo menuda pinta tiene ! ñam ñam!!

    ResponderEliminar
  2. tendría que estar muy bueno, pero yo no tengo termomix, ¿cómo se haría sin ella?.
    De María del taller de empleo

    ResponderEliminar

Si quieres añadir un comentario, sugerencia, opinión o pregunta siempre serás bienvenido. En breve te contestaré. Me encantará leerlos. ¡Gracias!