domingo, 27 de abril de 2014

MI COCHE PATROCINADOR (MINIATURA DE SCALEXTRIC)

Mi marido, gran aficionado del mundo Scalextric, ha querido poner el logotipo de mi blog, en la creación de su primer coche pintado por él. 
El resultado ha sido un éxito, mirad que chulísimo ha quedado y lo orgullosa que estoy yo de tener un coche patrocinador, ¡aunque sea en miniatura! ¡Qué lujo! 
Desde aquí vuelvo a dar las gracias al creador, ¡que vaya manos tiene! Un beso, cariño, TE QUIERO.






SALMÓN EN SALAZÓN

Gracias a la Escuela de Masterchef on-line estoy aprendiendo muchas técnicas que antes no me había atrevido a probar. Por ejemplo, el salazón del pescado. Hace poco os puse la técnica para salar el atún fresco y convertirlo en mojama casera, que fue todo un éxito. Y hoy os traigo otra delicia salada: el salmón en salazón. La presentación es una mera sugerencia, lo que importa aquí es la técnica de la salazón.



INGREDIENTES:
- Una pieza de salmón fresco abierto por la mitad y sin espinas. Puede ser de la parte del lomo o de la cola.(Yo usé la parte de la cola). El peso era de 500-600 grs.
- 1 Kg de sal
- 250 grs de azúcar moreno
- 250 grs de azúcar blanco
- Hojitas de cilantro picado (o citronella, ralladura de limón o naranja, eneldo...). Algo que aromatice.
- Para conservarlo: aceite de girasol y hierbas como eneldo o cilantro.

PREPARACIÓN:
- Lavamos la pieza de salmón y secamos minuciosamente con un papel absorbente de cocina, para eliminar toda la humedad.
-  En un bol mezclamos la sal, con todo el azúcar y las hierbas elegidas.
- En un recipiente plano, de aluminio o vidrio ponemos la mitad de la mezcla y sobre ella la pieza de salmón y cubriéndola la otra mitad de la mezcla de sal y azúcar. Tiene que quedar el salmón absolutamente cubierto por todas partes. Cubrimos con papel de aluminio y guardamos en el frigorífico durante 6-7 días, para que cure.
- Pasado este tiempo, retiramos toda la mezcla de sal y azúcar del salmón, lo limpiamos y le retiramos la piel. Cortamos en tiras o filetes finos y lo ponemos en un recipiente de vidrio cubierto con aceite de girasol y las hierbas que queramos. 
- Podemos ir consumiéndolo tranquilamente durante varias semanas. 

Mi sugerencia de presentación: Servirlo poniendo como base lechuga iceberg picada en juliana y sobre ella una mayonesa de cítricos (mayonesa a la que se le añade ralladura de limón y naranja para aromatizarla). Otras formas de tomarlo puede ser con pan tostado y untado con mantequilla, acompañado de unos pimientos morrones, o simplemente sólo, de cualquier forma es un bocado exquisito.

domingo, 13 de abril de 2014

POTAJE DE VIGILIA

Cuando llegan estas fechas las cocinas de las madres y de las que son cocinillas como yo se inundan de recetas típicas de estas fechas. Las torrijas, el arroz con leche, las flores, los huevos rellenos, las habas fritas... estos han sido los platos estrella que siempre me he encontrado en la cocina de mi madre por Semana Santa desde que tengo uso de razón. De alguien tenía yo que heredar mi pasión por la cocina... indiscutiblemente de mi madre. 
Este año, además de lo que siempre hago, quería probar a hacer el potaje de vigilia que es la receta que hoy os presento. Como es evidente, se llama de vigilia porque no lleva nada de carne. Es un potaje sano, nutritivo y muy gustoso. Os animo a que hagáis una buena olla de este potaje y así tenéis comida para un par de días. De esta manera podréis disfrutar de la Semana Santa y de este rico sol que nos está haciendo este año. 
Tras la receta os dejo con unas imágenes de la Semana Santa de Linares, declarada desde hace años de interés turístico. En estos días el olor a incienso, y la belleza de las imágenes de Cristos y Vírgenes así como los sones de las grandes bandas de Linares engalanan las calles de mi ciudad. Y yo como nazarena seguiré haciendo penitencia con mis notas musicales en la madrugá del Viernes Santo, con el Señor de Linares, el Cristo Nazareno. 
¡Feliz Semana Santa 2014!


INGREDIENTES:
- 1 cebolla mediana
- 2 dientes de ajo
- Un chorro generoso de aceite de oliva
- 1 cucharadita de pimentón dulce
- Dos tarros de garbanzos cocidos
- Agua
- Un puñado de espinacas frescas
- Una hoja de laurel
- 200 grs de lomos de bacalao desalado
- 2 huevos cocidos


PREPARACIÓN:
VERSIÓN THERMOMIX:
- Poner la cebolla y los ajos en el vaso. Programar 5 segundos velocidad 4.
- Agregar el aceite y programar 7 minutos, Varoma, velocidad cuchara. Cuando falte un minuto agregar la cucharadita de pimentón. 
- Lavar y escurrir los garbanzos.
- Echar tres cucharadas de garbanzos al vaso junto con un cubilete de agua y triturar 15 segundos en velocidad 6. 
- Añadir 800 grs de agua, las espinacas, los garbanzos, sal y la hoja de laurel. Programar 15 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara. 
- Agregar el bacalao desmigado y programar otros 5 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara.
- Servir en cada plato poniendo un poco de huevo duro picado por encima.
VERSIÓN TRADICIONAL:
- Picar la cebolla y los ajos. En una olla, pocharlos con un chorro de aceite de oliva.
- Cuando estén listos añadir una cucharadita de pimentón, remover y bajar el fuego al mínimo. 
- Lavar y escurrir los garbanzos.
- Echar tres cucharadas de garbanzos a la olla junto con medio vaso de agua y triturar con la batidora, hasta que se haga un caldo espeso. 
- Añadir las espinacas, los garbanzos, sal, la hoja de laurel y el agua suficiente hasta cubrir el guiso. Cocer a fuego medio durante 15 minutos. 
- Agregar el bacalao desmigado y dejar cocer unos 5 minutos más.
- Servir en cada plato poniendo un poco de huevo duro picado por encima. 

¡Buen provecho!
























Pastel de marisco

Hoy os voy a dar una receta que puede venir muy bien para celebraciones en casa de cumpleaños o reuniones familiares. Una receta rápida, muy vistosa y de la que puede comer mucha gente. Se tarda muy poco en hacer y queda muy bien en una mesa de aperitivos, aporta mucho color y viveza a la mesa. Tomad nota:




INGREDIENTES: (Cantidades a "ojímetro")
- Pan de molde sin corteza (un paquete)
Relleno:
- Mayonesa casera
- Langostinos
- Mejillones en escabeche escurridos
- Un aguacate
- Aceitunas verdes sin hueso
- Palitos de cangrejo
- Lechuga muy picadita

PREPARACIÓN: 
- En un bol mezclamos todos los ingredientes del relleno, pero vamos a dejar apartados para la decoración final unos pocos langostinos, palitos de cangrejo, mejillones y aceitunas, y la mayonesa también guardaremos una parte para cubrir el pastel. Todos los ingredientes del relleno van muy picaditos. Los mezclamos en un bol y lo reservamos. 
- En una bandeja de aluminio cuadrada o de vidrio con fondo, ponemos como base el pan de molde. Encima una capa de relleno, encima otra de pan de molde, otra de relleno, otra de pan y cubrimos por encima con mayonesa. Cortamos con el cuchillo haciendo cuadraditos, de forma que de cada rebanada de pan de molde salgan cuatro cuadraditos. 
- En cada cuadradito se pone encima como decoración los langostinos, aceitunas, palitos de cangrejo, o
 mejillones que habíamos reservado y pinchamos cada cuadro con un palillo (yo usé palillos de colores). Lo del palillo viene bien a la hora de tomarlo, pues se coge muy bien, y no es necesario utilizar el tenedor.


Como podéis apreciar se queda una presentación muy coqueta y atrayente. 
Espero que os haya gustado y la hagáis en casa prontito. Por supuesto, el relleno puede variar a gusto del que cocina, hay miles de opciones.

sábado, 12 de abril de 2014

PAN DE ACEITUNAS ALIÑADAS

Me reitero... el mejor ambientador para la casa es hornear pan. Además yo creo que oler el pan horneándose te hace liberar endorfinas... es un gustazo. Lástima que lleve su tiempo y su correspondiente gasto en horno, y por eso no podamos hacerlo a diario, pero lo dejaremos para ocasiones especiales, para disfrutarlo en buena compañía. 
Hoy os propongo este pan de aceitunas, con un sabor riquísimo, jugoso, de corteza dura y crujiente y con un saborcito a aceitunas aliñadas increíblemente rico. Por supuesto las aceitunas de Jaén y aliñadas por mis padres, de esas caseras que saben a gloria bendita. 
Sin más, os dejo con la receta.



INGREDIENTES: (Para un pan como el de la foto, de 1 Kg aproximadamente)
- 150 grs de aceitunas negras sin hueso (yo use las aliñadas caseras)
- 100 grs de agua templada
- 1 cucharadita de azúcar
- Un dado de levadura prensada fresca (25 grs)
- 50 grs de harina de trigo
- 250 grs de agua
- 550 grs de harina de fuerza
- 1 cucharadita de sal
- Un poquito de romero
- Un chorro de aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:
VERSIÓN THERMOMIX:
-  Trocear las aceitunas en el vaso 8 segundos en velocidad 4. Reservar. 
- Sin lavar el vaso, poner el agua templada, el azúcar, la levadura y la harina de trigo, y mezclar 20 segundos en velocidad 3. Retirar del vaso y dejar reposar 15 minutos en un bol cubierto con film transparente. 
- Sin lavar el vaso, poner los 250 grs de agua, la harina de fuerza, la sal, el romero y el fermento de levadura que tenemos en el bol reposando.Mezclar 20 segundos en velocidad 4. A continuación amasar 1 minuto, vaso cerrado, velocidad espiga. 
- Añadir las aceitunas que tenemos reservadas, y volver a amasar 1 minuto, vaso cerrado, velocidad espiga. 
- Dejamos reposar la masa dentro del vaso para que doble el volumen, en un sitio más bien cálido, aproximadamente 1 hora. 
- Transcurrido ese tiempo, volvemos a amasar 1 minuto, vaso cerrado, velocidad espiga. 
- Retirar la masa del vaso con las manos bien limpias y untadas con un poco de aceite para que al manejarla no se nos pegue. La volcamos sobre la encimera, que previamente habremos salpicado con un poco de harina. Le damos forma de bola con las manos. La ponemos sobre la bandeja de horno, forrada con papel vegetal y la volvemos a dejar reposar otra hora para que doble de nuevo el volumen. Debe estar en un sitio cálido. 
- Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 250º.
- Pintamos la masa con aceite de oliva, le espolvoreamos un poco de harina por encima y le hacemos unos cortes en la superficie. 
- Meter el pan a hornear y bajar a 200º la temperatura, dejándolo hornear alrededor de 40-45 minutos. 
- Sacar del horno y dejar enfriar. ¡Listo!
VERSIÓN TRADICIONAL:
- Picar las aceitunas. Reservar. 
- En el vaso de la batidora ponemos el agua templada, el azúcar, la levadura y la harina de trigo, y batimos  en velocidad media. Lo dejamos reposar en el mismo vaso de la batidora tapado con film transparente. 
- Ahora en un bol grande ponemos los 250 grs de agua, la harina de fuerza, la sal, el romero y el fermento de levadura que tenemos reposando en el vaso de la batidora. Batimos. A continuación amasamos con las manos hasta que se integren todos los ingredientes de la masa. 
- Añadir las aceitunas que tenemos reservadas, y volver a amasar. 
- Dejamos reposar la masa dentro del bol para que doble el volumen, en un sitio cálido, aproximadamente 1 hora. 
- Transcurrido ese tiempo, volvemos a amasar un poquito y le damos forma de bola. Conviene embadurnarse las manos con aceite para que no se nos pegue la masa, o bien, la volcamos sobre la encimera, que previamente habremos salpicado con un poco de harina. Ponemos la bola de masa sobre la bandeja de horno, forrada con papel vegetal y la volvemos a dejar reposar otra hora para que doble de nuevo el volumen. Debe estar en un sitio cálido. 
- Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 250º.
- Pintamos la masa con aceite de oliva, le espolvoreamos un poco de harina por encima y le hacemos unos cortes en la superficie. 
- Meter el pan a hornear y bajar a 200º la temperatura, dejándolo hornear alrededor de 40-45 minutos. 
- Sacar del horno y dejar enfriar. ¡Listo!